Skip to main content

Autor: ebrojardin

¿Tienes un bonsái? Conoce todo sobre sus cuidados

Los bonsáis son plantas que requieren un cuidado y atención especial. Cuidar de ellos puede llegar a ser una tarea muy satisfactoria, pero requiere de conocimiento y dedicación para que crezcan sanos, fuertes y bonitos. Por ello, os vamos a dar algunos consejos sobre cómo cuidar de ellos.

Elección del bonsái

Aunque no lo sepas, hay una gran variedad de bonsáis. Por ello, es recomendable que elijas uno en función a tu nivel de experiencia. Si eres principiante, puedes optar por especies resistentes como el ficus. En cambio, si eres más experimentado puedes atreverte a elegir un pino o un abeto.

elección bonsái

Suelo y maceta

La elección del suelo y la maceta juegan un papel fundamental a la hora de que tu bonsái crezca con éxito. Deberás escoger un sustrato específico para bonsáis. Además, asegúrate de que la maceta permita un buen drenaje para evitar problemas con las raíces.

suelo bonsái

Riego adecuado

El riego es una parte crucial en el cuidado de tu bonsái, aunque no todos demandan la misma frecuencia. Por ello, ajústalo en función de las necesidades de tu bonsái y las condiciones climáticas. También te aconsejamos evitar el exceso de agua, ya que las raíces corren riego de pudrirse.

riego bonsái

Exposición a la luz

Los bonsáis necesitan luz para crecer, así que colócalo donde reciba luz directa. Los de interior puedes colocarlos en una ventana donde entre sol. Mientras que los de exterior deben estar en un lugar con luz solar directa durante al menos 4 o 6 horas al día.

Poda y modelado

Darle forma a tu bonsái es una manera de fomentar su crecimiento de forma equilibrada. Además, es recomendable trasplantarlo cada 2 o 3 años y aprovecha para podar las raíces. De esta forma, evitarás que las raíces se enreden y estarás renovando su suelo.

Fertilización

Durante la época de crecimiento (primavera y verano) es recomendable utilizar fertilizantes. Además, tendrás que utilizar un sustrato específico para que haya un buen drenaje de tu planta.

Cambio de estación

Los bonsáis demandan distintas necesidades en función a la estación, ya que, algunos bonsáis requieren un periodo de reposo en invierno, mientras que otros crecen durante climas más cálidos.

A través de estos cuidados específicos, verás crecer a tu pequeño bonsái. Aunque, la paciencia y la observación son claves para cultivar un bonsái saludable y bonito. Y aunque en ocasiones, puede parecer una tarea complicada, en nuestro vivero urbano encontrarás talleres para que aprendas a cuidarlo.

Si quieres convertirte en un maestro sobre el cuidado de bonsáis a través de nuestras redes sociales, te iremos informando de los próximos talleres. También te esperamos en nuestras instalaciones para ofrecerte los mejores consejos y el bonsáis que más se adapta a tus necesidades.

¿Por qué sembrar plantas con flor en tu huerto?

Para la mayoría de la población pasan desapercibidos los múltiples beneficios que tiene sembrar plantas con flor entre los cultivos de tu huerto. Además de mejorar sus vistas, constituyen un recurso natural para el control de plagas y evitar que los cultivos se dañen, entre otros, ¡te lo contamos!

Control de plagas

Una de las principales ventajas de combinar flores con hortalizas en tu huerto es el efecto de repeler las plagas. Algunas plantas con flor también atraen insectos depredadores que se alimentan de aquellos que vienen a dañar los cultivos. Además, algunas plantas desprenden una sustancia que directamente los repele. Todo ello contribuye a mantener un equilibrio natural y reducir el uso de pesticidas químicos.

Atrae a los polinizadores

Plantar especies con flor es un buen reclamo para los insectos polinizadores (abejas, mariposas, colibríes…). Las flores desprenden olores y colores que los atraen. De esta forma, lejos de dañar los cultivos, los insectos ayudan a transferir el polen. Este proceso es vital para la reproducción y el crecimiento de muchas hortalizas. Así, conseguiremos tener un huerto saludable y con mayor rendimiento.

Flores comestibles

Si eliges plantas con flor que sean comestibles podrás añadirlas a tus recetas culinarias, sacando todavía más partido a tu huerto. Hay flores comestibles cuyos pétalos podrás añadir a tus ensaladas para aumentar su sabor. Aunque, es importante que las fertilices con abonos naturales.

Cuatro plantas multifunción

Estos son solo algunos ejemplos de plantas con flor que puedes plantar en tu huerto que son comestibles, atraen a los polinizadores y repelen a las plagas:

  • Tagete
  • Caléndula
  • Capuchina
  • Borraja

En definitiva, las plantas de flor son mucho más que simples elementos decorativos en el huerto. Son aliadas valiosas que contribuyen a la salud y la productividad del ecosistema hortícola. Al integrar una diversidad de flores en el diseño del huerto, podemos crear un ambiente más vibrante, equilibrado y sostenible para nuestros cultivos y la vida silvestre que los rodea. En Ebro Jardín  te ayudaremos con el diseño de tu huerto para que sea lo más beneficioso posible.

¿Tus semillas no crecen? Te contamos todo lo que necesitas saber sobre semillas

Las semillas son la esencia para que crezcan las flores en tu jardín. Son imprescindibles para que una planta se desarrolle y florezca, sin embargo, a veces, incluso con el cuidado adecuado, las semillas pueden no germinar como esperábamos. Por ello, en este blog, te contaremos las posibles razones por las cuales tus semillas pueden germinar incorrectamente, y te contaremos algunos consejos para mejorar los resultados.

Calidad de las semillas

La calidad de las semillas es uno de los principales factores que puede influir en su capacidad para germinar. Si las semillas son viejas, han sido almacenadas incorrectamente o provienen de un proveedor poco confiable, es posible que no crezcan correctamente. Además de asegurarte de que tus semillas sean de alta calidad, tendrás que almacenarlas adecuadamente en un lugar fresco y seco hasta que vayas a sembrarlas.

Profundidad de siembra

Otra de las razones más comunes por las cuales las semillas no germinan correctamente es que se han sembrado demasiado profundas o demasiado superficiales en el suelo. Cada tipo de semilla tiene unos requisitos específicos de profundidad de siembra, así que asegúrate de seguir las recomendaciones de cada una de las semillas que siembres.

semillas 2

Temperatura y humedad

Las condiciones ambientales, como la temperatura y la humedad, juegan un papel crucial en el proceso de germinación de las semillas. Mientras que unas semillas requieren temperaturas cálidas para germinar, otras prefieren temperaturas más frescas. Además, es importante mantener el suelo uniformemente húmedo, pero no empapado durante el proceso de germinación.

semillas 4

Luz y oscuridad

Algunas semillas requieren luz para germinar, mientras que otras germinan mejor en la oscuridad. Es importante conocer los requisitos de luz de tus semillas y colocarlas en el lugar adecuado para facilitar su germinación.

semillas 1

Actúa contra las malezas

La presencia de malezas en el área de siembra puede dañar los nutrientes de las semillas, lo que puede dificultar su germinación y crecimiento inicial. Deberás asegurarte de eliminar las malezas del área de siembra para proporcionar un suelo limpio y fértil para que las semillas puedan prosperar.

Tiempo de germinación

No todas las semillas tienen el mismo tiempo de germinación. Algunas semillas pueden germinar en pocos días, mientras que otras pueden tardar semanas o incluso meses en germinar. Es un proceso lento por lo que deberás proporcion

ar a las semillas las condiciones adecuadas para que puedan germinar en su propio tiempo.

semillas 3

Enfermedades y plagas

Las enfermedades del suelo y las plagas también pueden afectar la germinación de las semillas. En la primera sospecha que tengas de que tus semillas están siendo afectadas por enfermedades o plagas, deberás tratar el suelo con fungicidas o insecticidas orgánicos para controlar el problema y proteger tus semillas.

En Ebro Jardín tenemos una gran variedad de semillas ideales para plantarlas en tu jardín. Además, nuestros expertos te ayudarán en el proceso de selección de las semillas adecuadas, y en el posterior cuidado y mantenimiento para que germinen correctamente.

Entra en nuestras redes sociales, y descubre todas nuestras semillas disponibles.

¿Cómo preparar tu jardín para la primavera?

Si eres amante de la jardinería, la llegada de la primavera será una de tus épocas favoritas. Con el buen tiempo, es hora de preparar tu jardín para que las flores crezcan adecuadamente. A continuación, te contamos cómo preparar tu jardín esta temporada.

Haz limpieza

Lo primero que tienes que hacer, es limpiar tu jardín de los restos del invierno. Elimina las hojas caídas y ramas rotas que se hayan acumulado durante los meses más fríos. Esto permitirá que el sol y el aire lleguen a la tierra, y el terreno esté en aptas condiciones para poder realizar nuevas plantaciones.

limpieza huerto

Calidad del suelo

La calidad del suelo en el que vayas a plantar es fundamental para el éxito de tu jardín. Deberás empezar aflojando el suelo con un rastrillo o una horquilla para poder quitar cualquier compactación o elemento que se encuentre entre medio. Luego, deberás añadir compost orgánico para mejorar la estructura y la fertilidad del suelo.

prepara suelo

Poda

Si quieres mantener la salud y la forma de tus plantas el resto del año, lo ideal sería podar los árboles y arbustos antes de que comiencen a brotar nuevas hojas y flores. Deberás eliminar aquellas ramas muertas o dañadas, para que a partir de ese momento crezcan saludables. Además, deberás recortar las plantas perennes para fomentar un crecimiento saludable.

poda

Controla las malezas

La primavera es el momento perfecto para que las malezas empiecen a florecer, por lo que deberás controlarlas desde el primer momento para que estén bajo control. Puedes quitarlas manualmente, o si lo prefieres, utiliza un mantillo orgánico para cubrir el suelo alrededor de las plantas, esto te ayudará a evitar su crecimiento.

malezas

Alimento para las plantas

¿Quieres que tus plantas crezcan sanas y fuertes? Para ello, será necesario que les aportes los nutrientes necesarios mediante el abono. Sin embargo, asegúrate de no excederte en la cantidad para evitar dañarlas. Un exceso de abono puede provocar problemas como la quema de las raíces o un crecimiento excesivo que debilite la planta. Es mejor comenzar con una cantidad menor de abono e ir aumentando gradualmente según sea necesario, observando cómo responden tus plantas.

abono

Prepara el suelo

Antes de sembrar nuevas plantas, deberás asegurarte de que el suelo esté lo suficientemente caliente, y que ya no va a haber ninguna helada. Puedes introducir directamente las semillas en el suelo o, cultivar las plantas en el interior y luego trasplantarlas al exterior.

prepara suelo

Además, cuando comiencen a crecer, lo más seguro es que necesiten un apoyo adicional para evitar que estas se caigan. En nuestro vivero disponemos de enrejados o estructuras que actuarán como soporte para mantener la forma de tus plantas.

Empieza a preparar tu jardín para la primavera con estos consejos, y consigue que tus plantas luzcan sanas y fuertes el resto del año.

¿Te gustaría tener tu propio jardín, pero no tienes espacio en tu casa? En Ebro Jardín, disponemos de espacios de alquiler para que puedas cultivar tu jardín, ¡ponte en contacto con nosotros y alquila tu espacio!

¿Qué plantar en tu huerto en febrero?

Llega febrero, y eso significa que los días pasan a ser más largos y las temperaturas comienzan a subir, por lo que, es el momento perfecto para poder preparar tu huerto y disfrutar de alimentos frescos cultivados por ti mismo. En este post te contaremos qué plantar en tu huerto durante este mes para pode aprovechar al máximo la temporada.

Lechuga y verdura de hoja

Febrero es el momento perfecto para sembrar lechugas y otras verduras de hoja como espinacas, acelgas y rúcula. Estas plantas crecen rápidamente en temperaturas frescas, por lo que este mes es ideal para sembrarlas.

Sobre todo, asegúrate de plantarlas en un lugar soleado y con suelo bien drenado para obtener los mejores resultados.

lechuga

Guisantes y habas

Los guisantes y las habas son cultivos de temporada frescos que crecen adecuadamente durante el invierno y la primavera. Estas plantas crecen verticalmente, por lo que lo mejor es que las siembres directamente en el suelo o en macetas grandes, para proporcionarles espacio para que crezcan hacia arriba.

Es fundamental mantener el suelo húmedo para favorecer la germinación de las semillas, pero es importante evitar el exceso de agua, ya que esto podría ocasionar problemas de pudrición en las semillas.

guisantes

Cebollas y ajos

Febrero es el momento perfecto para plantar cebollas y ajos en tu huerto. Estas plantas crecen lentamente y requieren un largo período de crecimiento, por lo que deberás empezar al principio de la temporada. Deberás plantarlos en un suelo bien drenado y rico en nutrientes.

cebollas

Zanahorias y rábanos

Las zanahorias y los rábanos son cultivos que pueden plantarse en febrero, ya que estos cultivos pueden proporcionar cosechas tempranas durante la primavera. Para obtener un óptimo crecimiento, asegúrate de sembrar las semillas directamente en el suelo y de mantener el suelo húmedo durante todo el proceso de crecimiento.

zanahorias

Hierbas aromáticas

En febrero, es el momento perfecto para sembrar semillas de hierbas como perejil, cilantro y albahaca en tu huerto, ya que, este tipo de hierbas crecen adecuadamente en climas frescos. Con estas hierbas añadirás un toque diferente e increíble a tus comidas.

hierbas aromáticas

Si estás deseando poner en marcha tu propio huerto, pero te falta espacio, ¡no te preocupes! En nuestro garden center tenemos la solución perfecta.

Ponemos a tu disposición espacios que puedes alquilar para llevar a cabo tu propio huerto, y así poder cultivar tus propias verduras y hortalizas.