Skip to main content

Cómo separar tu jardín de tus vecinos – Aumenta la privacidad de tu hogar

Con el buen tiempo nos animamos a disfrutar del aire libre. Aquellos que tienen jardín lo convierten en su lugar de ocio y relax, donde pasan más tiempo disfrutando de las actividades de exterior. Mientras, las personas que viven en pisos disfrutan de sus terrazas y balcones.

Uno de los problemas más comunes en estos casos, es la escasez de privacidad.

Nuestra casa se encuentra muy próxima a la de nuestro vecino y resulta incómodo que puedan vernos mientras estamos disfrutando de la comodidad de nuestro hogar.

Por ello, te proponemos una serie de ideas para realizar una pantalla natural que separe y mantenga la privacidad con tus vecinos.

Las plantas que utilizaremos nos permiten conseguir que la estética mejore y la creación de un espacio natural, relajante y perfecto para el disfrute.

En primer lugar, debemos definir el espacio disponible para la colocación de las plantas. De ello dependerá el tipo de plantas que vamos a utilizar en nuestro jardín particular.

En Ebro Jardín centro de jardinería adaptamos tus necesidades a las diferentes opciones para lograr el resultado que tu espacio necesita, consiguiendo la privacidad que tanto deseas.

 

Bambú en tu jardín,  

El bambú es una solución muy solicitada en la actualidad.

Es una forma elegante y única de mantener tu espacio limitado y sin dejar que tus vecinos puedan verte.

La estética te transporta a playas paradisíacas y son plantas muy resistentes a los cambios de temperatura.

Son plantas duraderas que harán de tu jardín un lugar mágico.

 


Cactus, rincones únicos

Los cactus son la opción de moda para lugares en los que no necesitamos cobertura total.

Simplemente con colar una hilera de cactus es necesario para evitar ser vistos.

Es otra opción diferente cuyo resultado es moderno y además, resultan muy cómodos debido a su sencillo mantenimiento.

 

 

 

Boj en las alturas,

Una opción diferente si quieres cubrir la separación con tu vecino son los Boj en altura.

Utilizar macetas XXL para elevar nuestro arbusto y que nos sirva para conservar nuestra privacidad.

Además, el mantenimiento es ideal en este tipo de plantas, ya que es muy sencillo y no requiere mucho tiempo ni dedicación.

Esa solución nos puede servir para un jardín o para nuestra terraza o balcón, nos aseguramos de evitar que nos vean desde fuera y es la decoración perfecta.

Setos, nunca fallan

Los de toda la vida, aguantan todo tipo de climas y se mantienen prácticamente solos.

Es muy espeso y cerrado por lo que nos aseguramos una privacidad total y absoluta.

Si estás buscando algo sencillo y que tape a la perfección tu jardín es la solución perfecta ya que cubre tus necesidades y no necesita casi cuidados.

 

 

Enredaderas para la ciudad,

Si quieres una terraza o balcón discreto, gracias a las enredaderas es posible.

Son muy frondosas y llevamos a nuestro espacio un toque natural que muchas veces echamos de menos en nuestro piso.

Quedan espectaculares y conseguimos una decoración salvaje y nuestro objetivo principal, tener privacidad.

 

 

Consulta en nuestro vivero en Zaragoza las diferentes opciones para mantener tu privacidad y disfrutar de tu jardín, terraza o balcón sin preocupaciones con las plantas que hacen de pared natural para disfrutar de la intimidad de tu hogar.

Las mejores flores para verano

¿Qué flores aguantan mejor el calor del verano?

Llegamos a la estación más calurosa del año y aparece el temor de cada verano, ¿aguantarán mis flores? ¿qué flores son adecuadas para soportar el calor del verano con pocos cuidados?

Consigue un hogar lleno de vida y color, las flores son uno de los elementos naturales que más vida dan a nuestras estancias y con los cambios de temperatura nuestras flores pueden perder su espectacular aspecto y caerse. Por ello, queremos contarte que tipos de flores son adecuadas para lucir espectaculares durante el verano.

Si estás pensando en poner flores que requieran poca atención y aguanten muy bien el calor, te contamos las 5 flores ideales para disfrutarlas en su máximo esplendor durante el verano.

 

5 flores resistentes al calor del verano:

 

El geranio

Es originario de Sudáfrica.

Necesita luz del sol de manera constante y es muy resistente a las altas temperaturas.

Se trata de una flor muy conocida y sencilla de encontrar.

Debemos regarla de manera regular, pero soporta muy bien la sequía por lo que es una de nuestras propuestas para tu jardín este verano.

Mantenimiento sencillo y nos dará ese toque de color que estamos buscando para nuestro balcón o jardín.

 

 

Caléndula

Es la perfecta planta decorativa. Viene del mediterráneo y es perfecta para aguantar altas temperaturas.

Debe recibir luz del sol de manera constante y tiene una tonalidad naranja y amarilla (por ello, recibe también el nombre de botón de oro) que es perfecta para todo el año.

Florecen durante todo el año y sus cuidados son muy sencillos.

 

 

Petunias

La planta que aguanta todo.

Requiere un mantenimiento muy fácil, le gusta mucho el sol y también resiste las bajas temperaturas.

Durante el verano florece y presenta un aspecto espectacular, mientras en invierno, aunque resiste el frío tendrá un aspecto más apagado.

 

Verbena

Es una flor de temperaturas cálidas, tiene más de 250 especies y florece bajo los rayos del sol.

Necesita una tierra rica y debemos limpiar aquellas flores que se marchitan para mantener nuestra planta sana y cuidada.

Es un ramillete de flores, las más comunes son las de color morado y llaman la atención por la sencillez y belleza.

 

Boca de dragón

 

Este tipo de flor necesita sol. Requiere cuidados sencillos, y es importante que la tierra este húmeda.

Es una planta que aguanta el frío pero es más resiste a las temperaturas elevadas.

 

 

 

 

Desde Ebrojardín queremos que disfrutes de tus flores durante el verano y que tengas diferentes opciones resistentes y alegres para tu jardín.

Estas flores, florecen entre primavera y verano, por lo que se trata de flores a las que les gusta la luz del sol y su aspecto es espectacular en esta época del año.

¿Cómo cuidar tus plantas en verano?

Cómo evitar perder tus plantas durante el verano

La época más cálida del año ha llegado y como cada año, nos vienen las mismas preguntas sobre el cuidado de nuestras plantas:

¿Cómo cuido mis plantas durante el verano?, ¿Tengo que regarlas más que el resto del año?… Las temperaturas extremas tanto de frío como de calor requieren unas medidas determinadas para el cuidado de nuestras plantas y que resistan a las altas temperaturas.

 

¿El calor puede afectar a nuestras plantas?

La respuesta es clara, sí. Se resienten durante la época más calurosa del año, por ello, es clave saber que cuidados extra debemos dedicarles a nuestras plantas.

 

¿Cuántas veces debo regar mis plantas en verano?

El riego debe ser más abundante y constante del habitual, el agua se evapora de manera rápida debido al calor.

La tierra se seca antes y durante estos meses debemos regar con mayor frecuencia.

El riego debe alcanzar las raíces pero sin excesos. También debemos tener en cuenta el recipiente en el que se encuentran ya que algunos materiales son más porosos y, por tanto, necesitan más agua.

El horario indicado para regar tus plantas en esta época del año es realizarlo a primera hora de la mañana o por la noche, cuando el sol pierde intensidad. De este modo, estaremos evitando que el agua se evapore rápido y que se produzca un efecto lupa en nuestras plantas con el propio riego.

 

¿Cómo proteger a mis plantas frente a las plagas en verano?

Además del calor, en verano debemos saber que las plagas son más frecuentes (especialmente el pulgón o la cochinilla). Para poder disfrutar de un jardín sano, debemos estar pendientes y revisar con mayor frecuencia el estado de nuestras plantas. En caso de observar alguna enfermedad o plaga, podemos poner remedio de manera inmediata para evitar que nuestras plantas enfermen.

Aportar una cantidad mayor de nutrientes para mantener fuertes a nuestras plantas.

 

¿Tengo que evitar la exposición al sol de mis plantas durante el verano?

Debemos evitar que le de el sol de manera directa, debido a las altas temperaturas, puede llegar a quemar y estropear las hojas. Incluso en plantas como los geranios o las petunias que son muy resistentes y les gusta mucho el sol. Es importante que nuestras plantas reciban luz natural, pero de manera indirecta para que no sufran los daños que les puede ocasionar los rayos del sol.

Además, debemos vigilar aquellas hojas marchitas para podarlas y evitar así, que absorban la humedad necesaria para el resto de la planta.

 

Si sigues estos sencillos consejos conseguiremos evitar que sufran los efectos del exceso de calor y evitaremos que una plaga pueda acabar con nuestra planta.

Podrás disfrutar de la belleza y máximo esplendor de tus plantas en una época en la que podrás disfrutar mucho de ellas.

En Ebro jardín, centro de jardinería en Zaragoza, te ayudamos a conseguirlo y te asesoramos personalmente para que puedas conseguir tu objeto: una plantas sanas y espectaculares que permitan que se mantengan sanas y fuertes.

¿Cómo cuidar un huerto urbano? – Tu huerto en casa

Algunas de las preguntas más frecuentes de aquellos que se animan a ponerse un huerto en casa son: ¿Qué puedo cultivar en mi huerto? ¿Qué tierra tengo que usar? ¿Cómo empiezo mi huerto? Y un largo etcétera de preguntas a las que hoy vamos a responder con una serie de tips que te ayudarán a cuidar tu huerto en casa.

Solo tienes que conocer determinados conceptos básicos que te ayudarán a triunfar con tu huerto:

La tierra,

Es el primer concepto que debemos conocer: las características de la tierra son fundamentales para nuestras plantas, frutas, hortalizas… en definitiva, para que nuestro huerto crezca, tenga un aspecto cuidado y podamos disfrutar de él.

La tierra debe tener un color y un tacto característico. El color debe ser oscuro y el tacto fino y húmedo.  De este modo, la tierra está hidratada y no se forman bloques secos. Evitando así, que nuestras plantas mueran por exceso o defecto de agua.

En caso de observar que la tierra se agrieta y pierde humedad, puedes nutrirla con abono para lograr que recupere su estado ideal.

 

Agua,

El riego es uno de los momentos en los que más posibilidades tenemos de perder nuestros cultivos y plantas si no lo hacemos correctamente. Es una de las principales causas por las que nuestras plantas no crecerán de manera sana.

En los meses fríos es recomendable regar nuestro huerto entre dos y tres veces por semana.

Mientras que, en los meses de calor, es importante regar el cultivo de forma diaria.

Debemos tener en cuenta, que el agua es el sustento de la cosecha, por lo que si queremos que nuestro huerto consiga crecer fuerte y sano debemos utilizar agua de buena calidad, así como                                      llevar un control riguroso del riego.

 

Mi huerto,

A la pregunta ¿qué puedo plantar en mi huerto?

Tenemos una respuesta muy clara, elige lo que más te guste. Uno de los momentos más satisfactorios es recoger lo sembrado y que mejor,, que hacerlo en tu propio hogar y consumirlo en ese momento.

Disfruta de tus propios productos ecológicos y de las propiedades que conservan los alimentos eco.

 

Dedícale tiempo,

Para conseguir que nuestro huerto salga adelante, debemos dedicarle cierto tiempo para comprobar que todo se encuentra en perfecto estado.

Si podemos revisar que todo sigue su curso de manera diaria o cada dos días sería lo ideal, de lo contrario pueden surgir problemas sin darnos cuenta y una reacción a destiempo puede hacer que perdamos nuestra cosecha.

Problemas que pueden surgir:

Las plagas,

Es una de las más temidas, pero utilizando el tratamiento adecuado para tu huerto y prestando la atención necesaria,  no tiene por qué sufrir daños en tu cosecha.

Consulta en Ebrojardín todo lo necesario para cuidar tus plantas, verduras y hortalizas y utiliza los mejores productos para tener un huerto espectacular.

Herramientas,

Las herramientas de calidad son claves para tener un huerto en perfectas condiciones. No es necesario disponer de una gran cantidad de herramientas, pero si las básicas que nos resulten sencillas de usar, ligeras y muy resistentes.

 

Cuéntanos que tipo de huerto o jardín quieres tener y te ayudamos a lograrlo en Ebrojardín resolvemos todas tus dudas, disfruta de una cosecha ecológica en las mejores condiciones

Cómo decorar un jardín con flores de primavera

Afortunadamente nuestros jardines se han convertido en la vía de escape para muchos de nosotros. Un espacio donde hemos pasado alguna que otra hora leyendo, teletrabajando o simplemente disfrutando en familia de los rayos de sol que nos brinda la primavera. Por este motivo hemos pensado en daros una serie de consejos que os pueden servir de ayuda para mejorar la decoración de vuestro jardín.

¿Qué flores de primavera plantamos en nuestro jardín?

Una de nuestras flores favoritas es el Jazmin. Tanto por el blanco de sus flores, como por su olor característico hará que salir al jardín sea toda una experiencia para los sentidos, transportándonos con aires del sur de la península, literalmente a la Feria de Málaga, donde es tradición regalar biznagas a nuestros acompañantes. Su olor increíble, no solo inundará nuestro jardín, sino que se colara por las ventanas de nuestra casa llegando a cada rincón.

La época perfecta para plantar el Jazmin es la primavera, siendo su época de máximo esplendor el verano.

Las Primulas, son este tipo de plantas que nos alegraran la vista en cuanto nos asomamos por la puerta de nuestro jardín. Se trata de una planta muy colorida y de fácil cuidado. Aparte de prímula se la conoce como primavera, por lo que será ideal para nuestro jardín primaveral.

Las Hortensias son visualmente muy espectaculares, de porte alto, culminan con un sinfín de flores entrelazadas que no podremos evitar quedarnos embobados mirándolas. Su variado colorido las hace tremendamente atractivas a la hora de decorar nuestro jardín.

Hemos elegido estas tres, pero existen muchísimas más plantas que harán las delicias de los amantes de las flores primaverales.

una vez que tenemos las nuevas flores con las que daremos un nuevo aire a nuestro jardín, tenemos que saber donde las vamos a plantar. Evidentemente solo hay dos posibilidades. En primer lugar, plantarlas en el suelo, o en macetas.

Si las plantamos en el suelo, tendremos que valorar la opción de completar la tierra natural con algún tipo de abono, para que complemente la cantidad de nutrientes que recibe nuestra planta. En el mercado existen distintos tipos de abonos, pero siempre recomendamos pedirle consejo a un especialista, el cual nos ofrecerá la mejor solución a las necesidades propias de nuestro terreno.

La otra opción de plantación es a través de macetas. Si tenemos el suelo hormigonado o simplemente vemos ésta como la mejor opción, podremos colocarlas en macetas.

Como nosotros lo que queremos es darle un aire fresco a nuestro jardín, buscaremos alguna solución original, que no sea el típico macetero marrón de siempre. En este caso lo que proponemos son maceteros de tonalidades blancas o grises claras, para que la única que sea la protagonista sea la flor. Las formas del macetero, ahí sí que lo dejamos a vuestra elección, pero os dejamos la pista, reciclar algún objeto de vuestra casa, dará al jardín un toque único muy primaveral.