Skip to main content

¿Tus semillas no crecen? Te contamos todo lo que necesitas saber sobre semillas

Las semillas son la esencia para que crezcan las flores en tu jardín. Son imprescindibles para que una planta se desarrolle y florezca, sin embargo, a veces, incluso con el cuidado adecuado, las semillas pueden no germinar como esperábamos. Por ello, en este blog, te contaremos las posibles razones por las cuales tus semillas pueden germinar incorrectamente, y te contaremos algunos consejos para mejorar los resultados.

Calidad de las semillas

La calidad de las semillas es uno de los principales factores que puede influir en su capacidad para germinar. Si las semillas son viejas, han sido almacenadas incorrectamente o provienen de un proveedor poco confiable, es posible que no crezcan correctamente. Además de asegurarte de que tus semillas sean de alta calidad, tendrás que almacenarlas adecuadamente en un lugar fresco y seco hasta que vayas a sembrarlas.

Profundidad de siembra

Otra de las razones más comunes por las cuales las semillas no germinan correctamente es que se han sembrado demasiado profundas o demasiado superficiales en el suelo. Cada tipo de semilla tiene unos requisitos específicos de profundidad de siembra, así que asegúrate de seguir las recomendaciones de cada una de las semillas que siembres.

semillas 2

Temperatura y humedad

Las condiciones ambientales, como la temperatura y la humedad, juegan un papel crucial en el proceso de germinación de las semillas. Mientras que unas semillas requieren temperaturas cálidas para germinar, otras prefieren temperaturas más frescas. Además, es importante mantener el suelo uniformemente húmedo, pero no empapado durante el proceso de germinación.

semillas 4

Luz y oscuridad

Algunas semillas requieren luz para germinar, mientras que otras germinan mejor en la oscuridad. Es importante conocer los requisitos de luz de tus semillas y colocarlas en el lugar adecuado para facilitar su germinación.

semillas 1

Actúa contra las malezas

La presencia de malezas en el área de siembra puede dañar los nutrientes de las semillas, lo que puede dificultar su germinación y crecimiento inicial. Deberás asegurarte de eliminar las malezas del área de siembra para proporcionar un suelo limpio y fértil para que las semillas puedan prosperar.

Tiempo de germinación

No todas las semillas tienen el mismo tiempo de germinación. Algunas semillas pueden germinar en pocos días, mientras que otras pueden tardar semanas o incluso meses en germinar. Es un proceso lento por lo que deberás proporcion

ar a las semillas las condiciones adecuadas para que puedan germinar en su propio tiempo.

semillas 3

Enfermedades y plagas

Las enfermedades del suelo y las plagas también pueden afectar la germinación de las semillas. En la primera sospecha que tengas de que tus semillas están siendo afectadas por enfermedades o plagas, deberás tratar el suelo con fungicidas o insecticidas orgánicos para controlar el problema y proteger tus semillas.

En Ebro Jardín tenemos una gran variedad de semillas ideales para plantarlas en tu jardín. Además, nuestros expertos te ayudarán en el proceso de selección de las semillas adecuadas, y en el posterior cuidado y mantenimiento para que germinen correctamente.

Entra en nuestras redes sociales, y descubre todas nuestras semillas disponibles.

¿Qué plantar en tu huerto en febrero?

Llega febrero, y eso significa que los días pasan a ser más largos y las temperaturas comienzan a subir, por lo que, es el momento perfecto para poder preparar tu huerto y disfrutar de alimentos frescos cultivados por ti mismo. En este post te contaremos qué plantar en tu huerto durante este mes para pode aprovechar al máximo la temporada.

Lechuga y verdura de hoja

Febrero es el momento perfecto para sembrar lechugas y otras verduras de hoja como espinacas, acelgas y rúcula. Estas plantas crecen rápidamente en temperaturas frescas, por lo que este mes es ideal para sembrarlas.

Sobre todo, asegúrate de plantarlas en un lugar soleado y con suelo bien drenado para obtener los mejores resultados.

lechuga

Guisantes y habas

Los guisantes y las habas son cultivos de temporada frescos que crecen adecuadamente durante el invierno y la primavera. Estas plantas crecen verticalmente, por lo que lo mejor es que las siembres directamente en el suelo o en macetas grandes, para proporcionarles espacio para que crezcan hacia arriba.

Es fundamental mantener el suelo húmedo para favorecer la germinación de las semillas, pero es importante evitar el exceso de agua, ya que esto podría ocasionar problemas de pudrición en las semillas.

guisantes

Cebollas y ajos

Febrero es el momento perfecto para plantar cebollas y ajos en tu huerto. Estas plantas crecen lentamente y requieren un largo período de crecimiento, por lo que deberás empezar al principio de la temporada. Deberás plantarlos en un suelo bien drenado y rico en nutrientes.

cebollas

Zanahorias y rábanos

Las zanahorias y los rábanos son cultivos que pueden plantarse en febrero, ya que estos cultivos pueden proporcionar cosechas tempranas durante la primavera. Para obtener un óptimo crecimiento, asegúrate de sembrar las semillas directamente en el suelo y de mantener el suelo húmedo durante todo el proceso de crecimiento.

zanahorias

Hierbas aromáticas

En febrero, es el momento perfecto para sembrar semillas de hierbas como perejil, cilantro y albahaca en tu huerto, ya que, este tipo de hierbas crecen adecuadamente en climas frescos. Con estas hierbas añadirás un toque diferente e increíble a tus comidas.

hierbas aromáticas

Si estás deseando poner en marcha tu propio huerto, pero te falta espacio, ¡no te preocupes! En nuestro garden center tenemos la solución perfecta.

Ponemos a tu disposición espacios que puedes alquilar para llevar a cabo tu propio huerto, y así poder cultivar tus propias verduras y hortalizas.

Cultivos ideales para sembrar en septiembre

Con la llegada de septiembre, se abre una ventana de oportunidades en el mundo de la jardinería y la agricultura. El cambio de estación trae consigo condiciones climáticas más amigables para ciertos cultivos, lo que convierte a este mes en un momento perfecto para preparar tu huerto y sembrar. Ya sea que seas un entusiasta de la jardinería o un principiante ansioso por probar tus habilidades, aquí tienes una lista de cultivos ideales para sembrar en septiembre y asegurar una cosecha abundante.

Lechugas variadas

Las lechugas son una excelente opción para comenzar tu huerto en septiembre. Son de crecimiento rápido y pueden prosperar en climas más frescos. Puedes experimentar con diferentes variedades para obtener una amplia gama de colores y sabores en tus ensaladas.

cultivos lechuga

Espinacas

Las espinacas adoran las temperaturas más frescas del otoño. Sembrarlas en septiembre te permitirá cosechar hojas tiernas y nutritivas que se pueden utilizar en ensaladas, batidos y platos cocidos.

Zanahorias

Las zanahorias son una opción popular para el otoño. Su crecimiento lento y constante bajo temperaturas moderadas permite que desarrollen un sabor más dulce y una textura suave. Asegúrate de preparar el suelo suelto y libre de piedras para obtener raíces rectas y uniformes.

cultivos zanahoria

Brócoli

El brócoli es otro cultivo que prospera en temperaturas más frescas. Plantarlo en septiembre te dará tiempo para que las cabezas se desarrollen antes de las heladas. Además, las hojas y los tallos también son comestibles, lo que maximiza el rendimiento de tu cultivo.

Col rizada

La col rizada es un superalimento que se beneficia de las temperaturas más frescas. Las hojas de col rizada son ricas en nutrientes y pueden resistir condiciones climáticas más frías, lo que las convierte en una adición saludable y deliciosa a tu huerto.

cultivos col

Rabanitos

Los rabanitos son una opción perfecta para los jardineros impacientes. Su crecimiento rápido significa que estarás cosechando en unas pocas semanas. Además, su sabor picante y crujiente los hace ideales para agregar a ensaladas y bocadillos.

Acelgas

Las acelgas son resistentes y versátiles. Sus hojas coloridas y tallos tiernos son excelentes para guisos, salteados y más. Sembrarlas en septiembre te permitirá disfrutar de esta verdura durante gran parte del otoño.

Perejil

El perejil es una hierba esencial en muchas cocinas. Si lo plantas en septiembre te dará tiempo para que crezca lo suficiente antes de las primeras heladas. Además, su aroma y sabor fresco agregarán un toque especial a tus platos.

cultivos perejil

Rúcula

La rúcula es una hoja verde con un sabor picante y característico. Sembrarla en septiembre te proporcionará hojas jóvenes y sabrosas para tus ensaladas y platos favoritos.

Calabazas y calabacines

Si tienes espacio suficiente en tu huerto, las calabazas y los calabacines son opciones gratificantes. Si las plantas en septiembre, les dará tiempo a crecer antes de la llegada del invierno.

cultivos calabacin

A medida que el verano da paso al otoño, aprovecha la oportunidad de sembrar estos cultivos ideales en septiembre.

Preparar tu huerto con cuidado y dedicación te recompensará con una cosecha abundante y deliciosa en los meses venideros.

Si necesitas un huerto en el que disfrutar de la agricultura, en Ebro Jardín disponemos de espacios en los que podrás crear tu propio huerto, mientras coincides con personas con tus mismos intereses.

Jardinería Sostenible: Prácticas Eco-Amigables para tu Jardín

La jardinería sostenible es más que una tendencia; es un enfoque consciente para cuidar y embellecer nuestros espacios al aire libre mientras respetamos el medio ambiente. En Ebro Jardín, creemos en la importancia de adoptar prácticas eco-amigables para crear jardines que prosperen sin agotar los recursos naturales. A continuación, os contamos algunas prácticas clave para una jardinería sostenible que puedes aplicar en tu propio jardín:

Selección de plantas

Opta por plantas que sean nativas de tu región. Estas plantas están adaptadas a las condiciones locales y requieren menos agua y cuidados especiales. Además, proporcionan refugio y alimento para la fauna local.

Selección de plantas

Conservación del agua

Utiliza métodos de riego eficientes, como sistemas de riego por goteo y aspersores de bajo flujo. Recoge el agua de lluvia en barriles y utilízala para regar tus plantas. Evita regar durante las horas más calurosas del día para reducir la evaporación.

Conservación del agua

Compostaje

Crea tu propio abono orgánico a partir de restos de cocina y materiales de jardín. El compostaje enriquece el suelo y reduce la cantidad de desechos que van a los vertederos.

compostaje

Métodos de control de plagas naturales

En lugar de recurrir a pesticidas químicos, busca métodos de control de plagas naturales. Fomenta la presencia de insectos beneficiosos como mariquitas que se alimentan de plagas.

Diseño inteligente

Planifica tu jardín de manera que las plantas con necesidades similares estén agrupadas. Esto facilita el riego y reduce el desperdicio de agua.

Diseño inteligente

Uso eficiente de materiales

Reutiliza materiales siempre que sea posible. Utiliza materiales reciclados para construir caminos, cercas y estructuras en tu jardín.

Cobertura del suelo

Aplica cobertura vegetal en el suelo para retener la humedad, prevenir la erosión y reducir el crecimiento de malas hierbas.

Diversidad de plantas

Cultiva una variedad de plantas en tu jardín para fomentar la biodiversidad. Las diferentes especies atraen a distintos insectos y animales, lo que contribuye a un ecosistema equilibrado.

Diversidad de plantas

Mantenimiento natural

En lugar de utilizar fertilizantes químicos, opta por fertilizantes orgánicos como estiércol compostado. Además, deja que las hojas y los recortes de plantas se descompongan en el suelo como fuente de nutrientes.

Mantenimiento natural

Hábitat para la fauna

Integra elementos como comederos de aves, baños de aves y casas para insectos en tu jardín. Esto crea un espacio acogedor para la fauna local.

Al aplicar estas prácticas de jardinería sostenible, no solo contribuyes a la salud del planeta, sino que también disfrutas de un jardín vibrante y saludable.

En Ebro Jardín, estamos comprometidos a promover un enfoque consciente hacia la jardinería que beneficie tanto a tu espacio exterior como al medio ambiente.

Además, te proporcionamos la posibilidad de alquilar tu propio huerto, para que aquel que sienta interés por la agricultura ecológica, pueda disfrutar de un rincón donde experimentar del ocio activo, y la satisfacción de relacionarse con personas con sus mismas pasiones.

¡Ponte en contacto con nosotros para alquilar tu huerto!

Huerta urbana en verano: qué sembrar con el calor

La huerta urbana es una excelente manera de disfrutar de alimentos frescos y cultivados en casa. Sin embargo, cuando llega el verano, con las altas temperaturas puede ser difícil mantener la huerta en buen estado. En este post, te contamos algunas opciones de cultivos ideales para sembrar en tu huerta urbana durante la temporada de verano.

Tomates

Los tomates son una opción muy popular para la huerta urbana en verano. Existen variedades que se adaptan bien al calor, como los tomates cherry, que suelen ser más resistentes. Deberás asegurarte de proporcionarles un soporte adecuado y mantener el suelo bien drenado para evitar problemas de enfermedades.

tomate

Pimientos

Los pimientos son otro cultivo que prospera con el calor del verano. Puedes cultivar variedades como los pimientos jalapeños, dulces o picantes. Estos crecen adecuadamente con una exposición directa al sol y un riego regular, para mantener el suelo ligeramente húmedo.

pimientos

Berenjenas

Las berenjenas también son una excelente opción para la huerta urbana en verano. Se desarrollan bien en climas cálidos y necesitan una exposición solar directa. Deberás asegurarte de proporcionarles un suelo bien drenado y regarlas de manera frecuente.

berenjena

Calabacines y calabazas

Los calabacines y las calabazas son cultivos de rápido crecimiento que se adaptan bien al calor. Requieren un suelo fértil y bien drenado, así como una exposición solar directa. Deberás regarlas de forma constante y cosechar los frutos cuando alcancen el tamaño adecuado.

calabacin

Pepinos

Los pepinos no solo se adaptan muy bien al calor del verano, sino que son refrescantes, siendo ideales para consumir en esta temporada. Necesitan una exposición solar directa y un riego regular para mantener el suelo húmedo. Hay una gran variedad de pepinos para ensaladas o para conservas que puedes cultivar.

pepino

Hierbas aromáticas

Las hierbas aromáticas son una excelente opción para la huerta urbana en verano. Plantas como el tomillo, el romero, la albahaca y el orégano son resistentes al calor y no requieren muchos cuidados especiales. Además, conseguirás añadir un sabor especial y delicioso a tus comidas.

hierbas aromatica

Ensaladas de hojas verdes

Aunque las lechugas pueden verse afectadas por el calor extremo, hay variedades resistentes al calor que se adaptan bien en verano, como la lechuga de hoja suelta o la rúcula. También puedes optar por plantar espinacas de hoja pequeña o acelgas, que toleran mejor el calor.

ensalada

Plantas trepadoras

Si tienes espacio vertical en tu huerta urbana, puedes cultivar plantas trepadoras como los frijoles, las judías verdes o los guisantes. Estas plantas se benefician del calor y pueden proporcionar sombra a otras plantas en la huerta.

Recuerda proporcionar un riego adecuado a tus cultivos en la huerta urbana durante el verano, ya que el calor puede secar rápidamente el suelo.

En Ebro Jardín disponemos de un alquiler de huertos en Zaragoza para proporcionar a la persona interesada en la agricultura ecológica, un espacio en el que disfrutar de un ocio activo y del gusto por coincidir con personas con sus mismas inquietudes.

¡Ponte en contacto con nosotros para alquilar tu huerto!