Skip to main content

¿Por qué se mueren los cactus? – Descubre cómo cuidarlos

¿Eres de esas personas que te encantan las plantas, pero no sabes cómo debes cuidarlas para que estén sanas y bonitas? Lo primero de todo ¡HAZTE SOCIO DE EBRO JARDÍN! Hacerte socio de Ebro Jardín te permitirá estar al día de todas las novedades en cuanto a flores, cuidados, mantenimiento y, por supuesto, podrás enterarte al momento de todas las actividades.

En el caso de los cactus, es la planta ideal para aquellas personas que no pueden dedicar excesivo tiempo a su cuidado, ya que no requieren mucha atención. Bien es cierto, que hay que echarles un ojo de vez en cuando para ver que crezcan con aspecto fuerte y saludable para que añada un toque de color a nuestra casa.

¿Cómo cuidar un cactus?

  • Riégalo una vez cada 20 días. Aunque, si tienes un cactus desértico con regarlo una vez al mes es suficiente. Son plantas que necesitan poca agua y la van almacenando en su tallo y hojas.
  • Utiliza el sustrato que te recomiende tu jardinero. Necesitan un drenaje específico, por ello, necesitaremos un sustrato concreto, que sea arenoso, para su cuidado.
  • La iluminación. Es muy importante que esté colocado en una zona que reciba buena luz, ya que sino podemos llegar a perder nuestra planta.
  • Debemos plantar nuestro cactus en una maceta del tamaño adecuado. A la hora de elegir la maceta, tenemos que tener en cuenta que no sea muy grande y que se adapte a su tamaño para que no se acumule agua.
  • No coloques un plato bajo la maceta. De este modo, se mantendrá húmeda todo el tiempo, y con el paso del tiempo se pudrirán sus raíces.
  • Trasplante. La mejor época para trasplantar tu cactus es cuando hace buen tiempo y hay más luz. De esta forma, crecerán fuertes y sanos.

¿Qué debo hacer si mi cactus adquiere un tono marrón?

Si tu planta adquiere un tono marrón puede ser posible por varios factores.

  • Evolución y crecimiento. En este caso, estaríamos dentro de la normalidad y seguirá su curso. Este color lo adquiere por la base y forma parte de la evolución vital del cactus.
  • Cambio de ubicación. Si observas que pierde su buen aspecto, es recomendable cambiarlo a una zona con más luz y menos agua. Además de utilizar una tierra más arenosa para que drene correctamente.
  • Falta de agua. Antes de agregarle más agua, comprueba que realmente la necesita. Si observas que las capas más internas están secas, el color marrón lo ha adquirido por falta de riego. Pero siempre sin pasarse.

Por qué puede morir mi cactus

Los motivos por los cuales tu cactus puede morir será seguramente por exceso de riego o incluso por el riego insuficiente. Es necesario llevar un control semanal para impedir que tu cactus se deshidrate, pero ojo, tampoco le eches demasiada agua con frecuencia ya que los excesos pueden provocar que se debiliten las raíces y se pudran.

Por lo tanto, recuerda siempre la regla de oro, ni mucho mi poco.

Otro de los motivos por los cuales tu cactus puede morir es por la mala iluminación. Esta causa es muy frecuente, sobre todo en hogares con poca luz o ambientes fríos y oscuros. Tienes que tener en cuenta que los cactus si no reciben la suficiente luz solar pueden debilitarse y, en consecuencia, morir.

Por último, si quieres impedir que tu cactus muera, presta especial atención a todas las posibles plagas y enfermedades que puede sufrir la planta. Tales como ácaros, pulgones o cochinillas. Para ello,  te recomendamos que te hagas con los productos adecuados

En Ebrojardin cuidamos tus plantas y te asesoramos personalmente de las necesidades, cuidados y mantenimiento de tu cactus.

Te aconsejamos sobre las plantas que mejor se adaptan al espacio disponible de tu hogar y lo transformamos en un lugar único en el que podrás disfrutar de unas plantas sanas y cuidadas, adquiriendo los conocimientos necesarios para un buen desarrollo y mantenimiento de las mismas.

¿Tus semillas no crecen? Te contamos todo lo que necesitas saber sobre semillas

Las semillas son la esencia para que crezcan las flores en tu jardín. Son imprescindibles para que una planta se desarrolle y florezca, sin embargo, a veces, incluso con el cuidado adecuado, las semillas pueden no germinar como esperábamos. Por ello, en este blog, te contaremos las posibles razones por las cuales tus semillas pueden germinar incorrectamente, y te contaremos algunos consejos para mejorar los resultados.

Calidad de las semillas

La calidad de las semillas es uno de los principales factores que puede influir en su capacidad para germinar. Si las semillas son viejas, han sido almacenadas incorrectamente o provienen de un proveedor poco confiable, es posible que no crezcan correctamente. Además de asegurarte de que tus semillas sean de alta calidad, tendrás que almacenarlas adecuadamente en un lugar fresco y seco hasta que vayas a sembrarlas.

Profundidad de siembra

Otra de las razones más comunes por las cuales las semillas no germinan correctamente es que se han sembrado demasiado profundas o demasiado superficiales en el suelo. Cada tipo de semilla tiene unos requisitos específicos de profundidad de siembra, así que asegúrate de seguir las recomendaciones de cada una de las semillas que siembres.

semillas 2

Temperatura y humedad

Las condiciones ambientales, como la temperatura y la humedad, juegan un papel crucial en el proceso de germinación de las semillas. Mientras que unas semillas requieren temperaturas cálidas para germinar, otras prefieren temperaturas más frescas. Además, es importante mantener el suelo uniformemente húmedo, pero no empapado durante el proceso de germinación.

semillas 4

Luz y oscuridad

Algunas semillas requieren luz para germinar, mientras que otras germinan mejor en la oscuridad. Es importante conocer los requisitos de luz de tus semillas y colocarlas en el lugar adecuado para facilitar su germinación.

semillas 1

Actúa contra las malezas

La presencia de malezas en el área de siembra puede dañar los nutrientes de las semillas, lo que puede dificultar su germinación y crecimiento inicial. Deberás asegurarte de eliminar las malezas del área de siembra para proporcionar un suelo limpio y fértil para que las semillas puedan prosperar.

Tiempo de germinación

No todas las semillas tienen el mismo tiempo de germinación. Algunas semillas pueden germinar en pocos días, mientras que otras pueden tardar semanas o incluso meses en germinar. Es un proceso lento por lo que deberás proporcion

ar a las semillas las condiciones adecuadas para que puedan germinar en su propio tiempo.

semillas 3

Enfermedades y plagas

Las enfermedades del suelo y las plagas también pueden afectar la germinación de las semillas. En la primera sospecha que tengas de que tus semillas están siendo afectadas por enfermedades o plagas, deberás tratar el suelo con fungicidas o insecticidas orgánicos para controlar el problema y proteger tus semillas.

En Ebro Jardín tenemos una gran variedad de semillas ideales para plantarlas en tu jardín. Además, nuestros expertos te ayudarán en el proceso de selección de las semillas adecuadas, y en el posterior cuidado y mantenimiento para que germinen correctamente.

Entra en nuestras redes sociales, y descubre todas nuestras semillas disponibles.

¿Cómo preparar tu jardín para la primavera?

Si eres amante de la jardinería, la llegada de la primavera será una de tus épocas favoritas. Con el buen tiempo, es hora de preparar tu jardín para que las flores crezcan adecuadamente. A continuación, te contamos cómo preparar tu jardín esta temporada.

Haz limpieza

Lo primero que tienes que hacer, es limpiar tu jardín de los restos del invierno. Elimina las hojas caídas y ramas rotas que se hayan acumulado durante los meses más fríos. Esto permitirá que el sol y el aire lleguen a la tierra, y el terreno esté en aptas condiciones para poder realizar nuevas plantaciones.

limpieza huerto

Calidad del suelo

La calidad del suelo en el que vayas a plantar es fundamental para el éxito de tu jardín. Deberás empezar aflojando el suelo con un rastrillo o una horquilla para poder quitar cualquier compactación o elemento que se encuentre entre medio. Luego, deberás añadir compost orgánico para mejorar la estructura y la fertilidad del suelo.

prepara suelo

Poda

Si quieres mantener la salud y la forma de tus plantas el resto del año, lo ideal sería podar los árboles y arbustos antes de que comiencen a brotar nuevas hojas y flores. Deberás eliminar aquellas ramas muertas o dañadas, para que a partir de ese momento crezcan saludables. Además, deberás recortar las plantas perennes para fomentar un crecimiento saludable.

poda

Controla las malezas

La primavera es el momento perfecto para que las malezas empiecen a florecer, por lo que deberás controlarlas desde el primer momento para que estén bajo control. Puedes quitarlas manualmente, o si lo prefieres, utiliza un mantillo orgánico para cubrir el suelo alrededor de las plantas, esto te ayudará a evitar su crecimiento.

malezas

Alimento para las plantas

¿Quieres que tus plantas crezcan sanas y fuertes? Para ello, será necesario que les aportes los nutrientes necesarios mediante el abono. Sin embargo, asegúrate de no excederte en la cantidad para evitar dañarlas. Un exceso de abono puede provocar problemas como la quema de las raíces o un crecimiento excesivo que debilite la planta. Es mejor comenzar con una cantidad menor de abono e ir aumentando gradualmente según sea necesario, observando cómo responden tus plantas.

abono

Prepara el suelo

Antes de sembrar nuevas plantas, deberás asegurarte de que el suelo esté lo suficientemente caliente, y que ya no va a haber ninguna helada. Puedes introducir directamente las semillas en el suelo o, cultivar las plantas en el interior y luego trasplantarlas al exterior.

prepara suelo

Además, cuando comiencen a crecer, lo más seguro es que necesiten un apoyo adicional para evitar que estas se caigan. En nuestro vivero disponemos de enrejados o estructuras que actuarán como soporte para mantener la forma de tus plantas.

Empieza a preparar tu jardín para la primavera con estos consejos, y consigue que tus plantas luzcan sanas y fuertes el resto del año.

¿Te gustaría tener tu propio jardín, pero no tienes espacio en tu casa? En Ebro Jardín, disponemos de espacios de alquiler para que puedas cultivar tu jardín, ¡ponte en contacto con nosotros y alquila tu espacio!

Todo lo que tienes que saber sobre los cuidados de los bonsáis

Los bonsáis son plantas que requieren un cuidado y atención especial, por ello, es necesario saber mantener tu bonsái saludable para que crezca de forma próspera.

A continuación, os vamos a dar algunos consejos sobre cómo cuidar un bonsái, desde la elección adecuada hasta las técnicas de poda y modelado.

Elección del bonsái

Aunque no lo sepas, hay una gran variedad de bonsáis, por lo que te recomendamos que elijas un bonsái en función a tu nivel de experiencia. Si eres principiante, puedes optar por especies resistentes como el ficus, en cambio, si eres más experimentado puedes atreverte a elegir un pino o un abeto.

elección bonsái

Suelo y maceta

La elección del suelo y la maceta juegan un papel fundamental a la hora de que tu bonsái crezca con éxito. Deberás escoger un sustrato específico para bonsáis y, sobre todo, asegurarte de que la maceta permita un buen drenaje para evitar problemas de raíces.

suelo bonsái

Riego adecuado

El riego es una parte crucial en el cuidado de tu bonsái. No todos demandan la misma cantidad de riego, por lo que tendrás que ajustarlo en función de las necesidades de tu bonsái y las condiciones climáticas. Deberás evitar el exceso de agua, ya que esto puede provocar problemas de pudrición de raíces.

riego bonsái

Exposición a la luz

Los bonsáis necesitan luz para crecer, por lo que deberás colocarlo en un lugar en el que reciba luz. A pesar de que los bonsáis requieren luz brillante, no deberás dejarlos durante largos periodos expuestos de forma directa a la luz.

Poda y modelado

Darla forma a tu bonsái es una manera de fomentar su crecimiento de forma equilibrada. Además, deberás realizar la poda de raíces durante el trasplante.

Fertilización

Deberás utilizar fertilizantes que sean específicos para bonsáis. Además, tendrás que tener en cuenta la estación en la que te encuentras y las necesidades de tu bonsái, para ajustar la cantidad de fertilizante.

Cambio de estación

Los bonsáis demandan distintas necesidades en función a la estación, ya que, algunos bonsáis requieren un periodo de reposo en invierno, mientras que otros crecen durante climas más cálidos.

A través de estos cuidados específicos, verás crecer a tu pequeño bonsái. La paciencia y la observación son claves para cultivar un bonsái saludable y bonito.

En Ebro Jardín, realizamos cursos y talleres de poda, trasplante, alambrado…de bonsáis para ofrecerte habilidades y conocimientos necesarios para convertirte en un maestro del cuidado de tu bonsái. En nuestras redes sociales, os iremos informando de los próximos talleres.

Te esperamos en nuestras instalaciones, para ofrecerte los mejores consejos para conseguir un bonito bonsái.

Jardinería sostenible en invierno, ¿es posible?

Cada vez las temperaturas bajan más, por lo que muchos os preguntaréis cómo mantener vuestro jardín y vuestras plantas en espacios exteriores en buenas condiciones.

Para quien no lo sepa, la jardinería sostenible busca crear jardines y espacios verdes de forma respetuosa con el medio ambiente, reduciendo el impacto ambiental y fomentando la biodiversidad.

La jardinería sostenible durante el inverno es posible; de hecho, es una oportunidad para empezar a realizar prácticas que respeten el medio ambiente.

¿Cómo realizar una jardinería sostenible en invierno?

Lo primero que debes hacer es identificar aquellas plantas que se adapten al clima de tu localidad, de esta forma resistirán mejor las condiciones climáticas invernales y crecerán a pesar de las frías temperaturas.

Reduce la frecuencia del riego

Conservar el agua es una parte fundamental de la jardinería sostenible. Durante el invierno, deberás realizar un ajuste del sistema de riego para evitar desperdiciar el agua. Tienes que tener en cuenta que durante esta época suele llover más, por ello, aprovecha la lluvia y reduce la frecuencia de riego.

riego adecuado

Cuidado del suelo

El suelo es un componente muy importante en la jardinería sostenible. Durante el invierno, deberás aportar mayor cantidad de nutrientes al suelo, por lo que aplica una mayor cantidad de abono orgánico para enriquecerlo. Además, la cobertura del suelo con compost o mantillo actúa como un aislante natural, por lo que ayuda a mantener una temperatura más estable en el suelo.

Esto último debes tenerlo en cuenta, ya que, aunque se produzcan cambios brucos de temperatura, las raíces estarán protegidas.

cuidado del suelo

Mantenimiento de las plantas

Es esencial realizar la poda en invierno ya que ayuda a identificar las ramas muertas o dañadas y estimula un crecimiento más saludable y equilibrado.

Además, si tienes plantas que producen flores y frutos, al eliminar ramas y brotes en mal estado, favorecerá una floración más abundante y una mejor producción de frutos.

poda de plantas

Protégelas del frío

Durante las noches frías, es vital proteger las plantas de las heladas. Si están a la intemperie, puedes optar por cubrirlas con mantas o telas especiales para que se mantenga la temperatura del suelo.

Además de aplicar estos consejos, necesitarás conocer las herramientas apropiadas para llevar a cabo estos mantenimientos de manera efectiva y cuidadosa, por ello, te dejamos un post donde detallamos las herramientas que te serán necesarias.

Si tienes dudas sobre cómo cuidar tus plantas de exterior, en Ebro Jardín te contaremos consejos útiles para mantener tu jardín en óptimas condiciones.